Qué es la cifosis: tipos, síntomas y tratamiento

Existen muchos tipos de malformaciones de la columna vertebral, entre estas, la escoliosis y la cifosis son las patologías más frecuentes que afectan a la curvatura de la columna vertebral. En este artículo os contaremos todo sobre la cifosis espinal.

Qué es la cifosis y qué tipos existen

La cifosis es una deformación que produce una curvatura muy acentuada de la espalda produciendo una especie de joroba.

Es una patología que se encuentra relacionada muy frecuentemente con la debilidad de los huesos vertebrales, por lo que se ve más a menudo en personas mayores. Sin embargo, existen otros tipos y causas que pueden presentarse en niños aunque son los casos más raros.

deformaciones-de-la-columna-vertebral-cifosis

Tipos de cifosis

Dentro de los tipos de cifosis existentes podemos describir los siguientes.

  • Cifosis postural: este tipo de da cuando la persona afectada tiene una mala higiene postural que lleva a los huesos y músculos a deformarse. Se puede ver muy a menudo en adolecentes y jóvenes adultos que pasan mucho tiempo frente al ordenador y realizan poca actividad física. Lo bueno de este tipo de cifosis es que es remediable simplemente cambiando los hábitos y forzando las buenas prácticas posturales hasta habituar al cuerpo a una postura saludable.
  • Cifosis congénita: en algunos casos la cifosis se presenta como una malformación que está presente desde el nacimiento, sin embargo comienza a manifestarse sobre todo en la temprana adolescencia.
  • Cifosis juvenil o Enfermedad de Scheurmann: es una enfermedad que afecta a las vértebras de la región dorsal de la espalda (podríamos linkear al h3 de la región torácica en el artículo de partes de la columna). Ocurre en la infancia y provoca un encorvamiento producido por el daño estructural en los huesos.
  • Cifosis producida por la edad: tal como comentamos anteriormente, la cifosis está estrechamente vinculada con el paso de los años. Por ello, personas mayores pueden presentar esta patología producto del debilitamiento de sus huesos.

Síntomas y diagnóstico de la cifosis

Los síntomas que se presentan y que ayudan a diagnosticar esta enfermedad son casi imperceptibles sino hasta que se empieza a visualizar la curvatura de la columna, ya que no genera ningún dolor en particular.

Por ello, para poder detectarlo, es importante contar con un médico que conozca la historia clínica y evolución del paciente. Un buen traumatólogo especialista en columna vertebral será capaz de detectar pequeñas señales de que algo va mal en la exploración física y lo confirmará a través de estudios diagnósticos por la imagen (radiografías y resonancias)

Causas y consecuencias de la cifosis

La cifosis se da cuando los huesos de la columna vertebral se deforman y en consecuencia pierden su curvatura natural, este desgaste y degeneración de las vértebras puede darse por múltiples causas, entre ellas podemos destacar

  • Tumores malignos y tratamientos oncológicos: los tratamientos contra el cáncer y las células cancerosas pueden debilitar los huesos vertebrales haciéndolas más propensos a sufrir trastornos como la cifosis.
  • Malformaciones congénitas: aún se desconocen las causas por las que algunas personas pueden presentar esta patología desde el momento de nacimiento.
  • Lesiones y traumatismos: especialmente las fracturas por compresión pueden llevar a acentuar la curvatura anormal de la espina dorsal. Por ello el tratamiento y rehabilitación son muy importantes en todos los problemas de columna vertebral.
  • Problemas en los discos vertebrales: esto puede darse tanto por el desgaste de los discos, como por posibles hernias que empeoren o estimulen una cifosis.
  • Osteoporosis: otra de las causas que vienen producidas por la edad es esta enfermedad que implica una pérdida de masa esquelética, lo que puede llevar a fracturas y malformaciones en los huesos de la columna vertebral.

causas-y-sintomas-de-la-cifosis

Factores de riesgo

Asimismo existen algunos factores que pueden influir en un desarrollo más o menos temprano de esta enfermedad. Entre ellos podemos destacar:

  • Malos hábitos posturales
  • Escoliosis
  • Sedentarismo
  • Consumo de tabaco y alcohol

Consecuencias y complicaciones de una cifosis agravada

Más allá de la rigidez que se puede llegar a sentir con un caso leve de cifosis, existen ciertas complicaciones que pueden aparecer en una situación más agravada como:

  • Problemas estéticos: una curvatura muy acentuada producirá en la persona afectada una especie de joroba que puede llegar a ser muy notoria en situaciones de cifosis avanzada.
  • Problemas respiratorios: la curvatura incorrecta de la espalda puede ejercer presión sobre los pulmones y generar cierta dificultad al respirar.
  • Problemas digestivos: al igual que el sistema pulmonar, la curvatura de la columna puede ejercer presión sobre los órganos del aparato digestivo produciendo acidez o dificultad para tragar.
  • Limitaciones físicas: la cifosis lleva a un debilitamiento progresivo de los músculos y a cierta dificultad para realizar actividades habituales del día a día como estar de pie y caminar.

tratamiento-con-fisioterapia-para-la-cifosis

Tratamientos para curar la cifosis de la columna vertebral

Por lo general esta patología se soluciona con tratamientos más conservadores como ejercicios de fisioterapia y la utilización de un corsé ortopédico.

Sin embargo, si existe mucho dolor, o el médico evalúa que el caso progresa muy rápidamente, puede recomendar una cirugía de columna vertebral en la que se realizará una fusión espinal para enderezar la curvatura e impedir que empeore compactando dos o más vértebras.

¿Tienes más dudas sobre malformaciones en la columna vertebral? Deja tu comentario y te contestaremos con información experta lo antes posible, o ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales y pide tu consulta con un experto.

Deja un comentario