Qué es la dorsalgia: causas síntomas y tratamientos

El dolor de espalda es una de las dolencias que más afecta a la sociedad hoy en día. Los malos hábitos posturales, el sedentarismo y los trabajos de escritorio son factores que contribuyen a los problemas y enfermedades que generan cada vez más consultas médicas a especialistas en el tema.

Dentro de esas dolencias, podemos encontrar distintos tipos y ubicaciones, hoy hablaremos de la  dolencia que afecta a la región dorsal conocida técnicamente como dorsalgia.

que es la dorsalgia

Qué es la dorsalgia

El término dorsalgia se utiliza para indicar en general todos los dolores que se manifiestan en la zona dorsal de la espalda. Podemos ubicar anatómicamente esta zona en la parte posterior de las costillas, detrás de los hombros y omóplatos, a la altura de la región torácica de la columna vertebral.

Más de un 50% de la población adulta padece esta dolencia que puede afectar a uno o ambos lados de la espalda y que puede clasificarse en dos tipos:

  • Dorsalgia mecánica: ocurre cuando la zona afectada se encuentra activa o en movimiento.
  • Dorsalgia inflamatoria: este tipo se padece cuando el afectado se encuentra en reposo.

Asimismo, cualquiera de los dos tipos pueden ser catalogados como dorsalgia crónica cuando el dolor persiste en un periodo prolongado de tiempo.

Causas de la dorsalgia

La zona dorsal está compuesta por múltiples estructuras musculares por lo que generalmente es complicado encontrar el o los orígenes del dolor.

Teniendo esto en cuenta podemos identificar varias causas que pueden dar origen a contracturas y dolores en la región dorsal.

  • Estrés: está científicamente comprobado que el estrés y las emociones negativas producen tensión muscular, como una acción reflejo de protección de nuestro cuerpo. Por ello para liberar el estrés al que estamos sometidos diariamente es importante realizar actividad física, estiramientos y ejercicios de relajación física y mental.
  • Malas posturas: cuando mantienes una mala postura durante un período de tiempo prolongado los músculos se ven sobre exigidos y se generan contracturas musculares. Por ello es importante intentar mantener hábitos de higiene postural saludables en el día a día y practicar ejercicios para fortalecer la columna vertebral.
  • Por exposición al frío: en invierno es frecuente que surjan dolores musculares producidos por contracturas al estar encogidos por el frío.
  • Malformaciones de la columna: las pequeñas desviaciones en la columna vertebral producidas por la escoliosis pueden ser responsables del dolor de espalda, sobre todo cuando por alguna razón esta deformidad se ve acentuada. Para evitar esto, es necesario consultar con un especialista que controle que la escoliosis no se agrave con el paso del tiempo.
  • Hernias discales: el desgaste de los discos vertebrales puede generar espolones óseos y rozamiento de los huesos vertebrales produciendo dolor en la zona afectada.
  • Artritis reumatoide: esta y otras enfermedades autoinmunes que generan inflamación y rigidez en las articulaciones pueden provocar dolores en la espalda.

Síntomas de la dorsalgia

El término dorsalgia no es una enfermedad, sino que se utiliza para referirse a un síntoma que afecta a la zona interescapular de la espalda. Es decir, que la dorsalgia es un síntoma en sí que se manifiesta como resultado de algún problema adyacente.

Este síntoma se describe como un dolor sordo que se siente con mayor frecuencia en momentos de reposo, en determinadas posturas, y por lo general a última hora del día,  que se alivia al ejercer una fuerte presión sobre la zona afectada.

Tratamiento para curar la dorsalgia

Podemos separar el tratamiento en tres grandes etapas:

Alivio del dolor momentáneo

Lo más importante cuando se acude a un especialista por un dolor es intentar solucionar el problema momentáneamente para mejorar la situación del paciente mientras se buscan las causas de origen que están provocando esa dolencia.

En este punto suelen recomendarse tratamientos paliativos conservadores como la utilización de analgésicos y relajantes musculares y masajes descontracturantes hechos por un fisioterapeuta especialista.

tratamientos-para-la-dorsalgia

Diagnóstico y tratamiento del origen de la dorsalgia

En segundo lugar, pero no por ello menos importante, es fundamental encontrar la causa del dolor. Una vez que se encuentre el origen se podrá recomendar un tratamiento definitivo.

Rehabilitación

No hay que olvidar que la rehabilitación es fundamental para recuperarse completamente. No existe una recuperación total del paciente hasta que no termine la rehabilitación completa recomendada por su médico traumatólogo o fisioterapeuta especialista.

 Si quieres saber más sobre esta o cualquier patología relacionada con alguna dolencia de tu espalda, ponte en contacto con nuestros profesionales especializados en columna vertebral reconocidos internacionalmente. Recibir un diagnóstico a tiempo es fundamental para recuperarse.

Deja un comentario