¿Por qué aparece el dolor lumbar? Causas y tratamientos

El dolor lumbar es una patología común entre la población, ya que, en muchas ocasiones está provocado por malas posturas. Es importante tratarlo de forma adecuada, con el objetivo de evitar que se convierta en un dolor crónico que pueda afectar de forma directa a la calidad de vida del paciente.

dolor lumbar y síntomas

Dolor lumbar y síntomas

El dolor lumbar suele localizarse en la zona lumbar baja, aunque en algunas ocasiones puede extenderse hacia la zona inguinal o en la cara posterior del glúteo y la ingle.

Se caracteriza por ser un dolor localizado, además, los pacientes suelen presentar dificultad para andar o realizar ciertos movimientos.

Causas del dolor lumbar

Las causas del dolor lumbar son muy diversas, en muchos casos está relacionado con patologías degenerativas, que provocan el desgaste de las articulaciones y los discos intervertebrales.

En otros casos, el dolor lumbar es consecuencia de traumatismos o fracturas óseas, que afectan a la columna vertebral. Además, algunos pacientes de patologías pancreáticas o renales, tales como cólicos nefríticos o piedras en el riñón, también pueden sufrir dolor localizado en la zona lumbar.

Factores de riesgo

Existen ciertos factores que pueden hacer que un paciente sea más propenso a padecer dolor lumbar. Éstos son denominados factores de riesgo, por ejemplo, el sedentarismo y la falta de ejercicio, que afecta directamente al desarrollo de lesiones.

Además los pacientes con enfermedades degenerativas o hernias discales, pueden sufrir dolor lumbar, causado por la presión en terminaciones nerviosas.

Uno de los factores de riesgo más comunes es un IMC alto, es decir, pacientes con sobrepeso. Esto se debe a que a mayor peso corporal, existe una mayor presión sobre la zona lumbar.

¿Cómo se diagnostica el dolor lumbar?

¿Cómo se diagnostica el dolor lumbar?

Ante la aparición de dolor lumbar, el paciente deberá acudir al médico especialista en columna, que realizará un diagnóstico y pautará el tratamiento más adecuado.

En primer lugar, se realizará un examen físico, en el que se observarán las zonas en las que el paciente presenta mayor dolor durante la palpación.

En la mayoría de los casos, suele ser necesario realizar pruebas diagnósticas de imagen, tales como radiografías o resonancias magnéticas, con el objetivo de descartar posibles roturas óseas.

En los pacientes con sintomatología más compleja, puede ser necesario realizar una tomografía computarizada. Mediante una combinación de radiografías tomadas desde diferentes perspectivas permite crear imágenes completas de huesos y tejidos blandos, que aportan información más minuciosa.

Tratamiento del dolor lumbar

Una vez que se ha realizado un diagnóstico completo de la patología del paciente, el médico especialista en columna cervical elaborará el tratamiento adecuado. En primer lugar, se pautará un tratamiento farmacológico basado en analgésicos y antiinflamatorios, con el objetivo de aliviar el dolor y la inflamación del paciente.

Por otro lado, será recomendable un tratamiento de fisioterapia, en el que se pauten ejercicios rehabilitadores, que permitan al paciente fortalecer la zona lumbar para evitar lesiones futuras.

En los casos en los que estos tratamientos no arrojan buenos resultados y el paciente sigue manifestando dolor en la zona, se valorará realizar una cirugía. Ésta suele ser la opción más recurrente en casos en los que el dolor está provocado por una hernia discal. De esta forma, el paciente será intervenido para extraer el disco intervertebral herniado.

Pautas para prevenir el dolor lumbar

En algunos pacientes, la aparición de este dolor  es inevitable, especialmente en enfermos de osteoporosis o artrosis. Sin embargo, existen ciertas pautas que pueden ayudar a evitar la aparición de dolor lumbar. En primer lugar, adquiere especial importancia la corrección de la higiene postural y la postura correcta de la columna vertebral.

Además, es recomendable evitar el sedentarismo y, de esta forma controlar el peso corporal, ya que en casos de sobrepeso, la musculatura lumbar del paciente estará sometida a mayor presión. Sin embargo, no se aconseja realizar ejercicios de impacto.

Es importante realizar ejercicios de fortalecimiento de la zona lumbar y de la zona abdominal, para evitar la aparición de dolor lumbar.

ejercicios para la prevención del dolor lumbar

Ejercicios para prevenir el dolor lumbar

Existen ciertas disciplinas deportivas que son recomendables. En primer lugar, la natación, que ayudará a la estabilidad de la columna vertebral y aliviará el dolor del paciente de forma notable.

Además, la práctica de pilates es recomendable, ya que trabaja la estabilidad del cuerpo y, además, incluye ejercicios de estiramiento muscular, que relajarán la musculatura y aliviarán el dolor de forma notable.

Como se ha dicho anteriormente, en pacientes con este dolor, adquiere gran importancia el fortalecimiento de la musculatura abdominal. Por ello, se recomienda realizar abdominales e hipopresivos.

Como se ha explicado, el dolor lumbar es una patología habitual, que padece un porcentaje alto de la población. Por ello, es importante tener en cuenta ciertas pautas para prevenir su aparición y evitar su cronificación.

Deja un comentario