Lumbalgia

A la vanguardia de la tecnología
¿Qué es la lumbalgia?

Se trata del motivo más frecuente de consulta en traumatología, así como de la causa más habitual de limitación de la actividad diaria en mayores de 40 años. El lumbago es el dolor que se produce en la región lumbar o, lo que es lo mismo, en la parte baja de la espalda. Conviene diferenciar entre lumbago y lumbociática o ciática. En el caso de la lumbalgia, el dolor está focalizado en la región lumbar sin que se produzca irradiación definida a otras zonas del cuerpo. La ciática suele tratarse de un dolor lumbar por irritación de alguna raíz nerviosa de esta región y se irradia por la zona glútea o las extremidades inferiores.

columna-vertebral
Todos los detalles sobre la lumbalgia
Causas de la lumbalgia

Las causas del 50% de los lumbagos suele ser contracturas o alteraciones degenerativas de la columna lumbar y remiten en un tiempo aproximado de 7-10 días. Este tipo de dolor lumbar con una duración menor a 6 semanas se denomina lumbalgia aguda.

 

Hablamos de lumbalgia subaguda cuando el tiempo de evolución es de 6-12 semanas y lumbalgia crónica cuando la duración es de más de 12 semanas. En estos casos, se requiere un estudio detallado con pruebas complementarias que nos ayuden a encontrar los motivos de la patología.

 

Asimismo, lumbago o dolor lumbar puede ser desencadenado por alteraciones en diferentes estructuras anatómicas de esta región de la columna vertebral: discos intervertebrales, vértebras, ligamentos, musculatura, articulaciones facetarías, articulaciones sacroilíacas, etc.

 

Para conocer con más detalle el origen de las lumbalgias clasificamos éstas en mecánicas (90%) y no mecánicas (10%).

 

El lumbago mecánico procede de una disfunción osteomuscular en la columna lumbosacra, la cual genera alteraciones estructurales/funcionales:

 

  • Fracturas vertebrales traumáticas o patológicas (osteoporosis, metástasis)
  • Hernia discal
  • Síndrome del espacio glúteo profundo (Síndrome Piramidal)
  • Inestabilidad segmentaria. Espondiloartrosis
  • Estenosis de Canal. Estenosis foraminal
  • Espondilólisis / Espondilolistesis
  • Escoliosis

 

Por otro lado, la lumbalgia no mecánica es notablemente menos frecuente y su origen reside en enfermedades inflamatorias (Sacroileítis, Artritis Reumatoide, Psoriasis, Espondilitis Anquilosante, Enfermedad de Crohn), Espondilitis Infecciosa (Espondilitis BrucelósicaAnquilosante, Espondilodiscitis, Tuberculosis, Osteomielitis), tumores (Óseos Primarios, Metástasis, Tumores Retroperitoneales, Mieloma), visceral (Dolor Referido Gastrointestinal, Renal, Ginecológico), enfermedades óseas (Enfermedad e Paget, Osteomalacia), dolores neuropáticos (Fibromialgia, Neuropatía Diabética) y trastornos circulatorios (Aneurisma Aorta, Vasculitis).

Síntomas del lumbago

El principal síntoma de la lumbalgia es el dolor. Cuando éste, focalizado en la región lumbar, es de origen mecánico se caracteriza por aumentar con la actividad física y mejorar con el reposo, el tratamiento analgésico-antiinflamatorio y el aumento progresivo de la actividad. No es habitual que provoque trastorno nocturno pero, en algunos casos, puede dificultar el completo confort del sueño.

 

En el caso del 10% de lumbagos no mecánicos, se presenta dolor matutino y un claro trastorno del sueño. El reposo suele ser insuficiente para la mejoría del paciente y el diagnóstico es esencial para el correcto tratamiento de la lesión.

Pruebas diagnósticas de la lumbalgia

Para llevar a cabo un correcto diagnóstico del lumbago es necesario disponer de una historia clínica detallada con una exploración física completa:

 

  • En la historia clínica investigamos los antecedentes personales y las patologías en curso. Asimismo, identificamos las causas del dolor (mecánico o inflamatorio), discriminamos entre lumbalgia y lumbociática, y contrastamos diferentes variables como por ejemplo la evolución del dolor.
  • Durante la exploración física, exploramos al paciente desde que entra por la puerta de la consulta. El tipo de marcha, la actitud postural y las limitaciones funcionales en las posiciones de exploración son condicionantes en el diagnóstico. Debemos valorar la movilidad activa en todos los planos (Distancia Dedo Suelo, test de Schöber, lateralizaciones y rotaciones), evaluar posibles afectaciones radiculares, en cadera y articulaciones sacroilíacas, realizar pruebas de elongación radicular (Lasègue, Bragard, marcha de puntillas y talones) y explorar alteraciones de fuerza, atrofias o alteraciones en los reflejos.

 

Apoyamos este diagnóstico con las siguientes pruebas complementarias:

 

  • El estudio radiológico es una prueba imprescindible que, además, debe ser la primera que se realice al paciente.
  • La resonancia magnética es la mejor prueba para identificar las lesiones que se encuentren en partes blandas. Es fundamental en el diagnóstico de ciática, sospecha de malignidad, infección o déficits neurológicos.
  • El TAC se trata de una prueba muy útil en la valoración ósea estructural de la vértebra y el resultado nos puede ayudar a identificar una estenosis espinal o malformaciones vertebrales.
  • Para diagnosticar tumores, inflamaciones o infecciones se utiliza la prueba complementaria GGO.
  • Por último, los estudios de neurofisiologia (electromiogramas / electroneurogramas) son útiles para evaluar alteraciones neuromiopáticas coadyuvantes a la lumbocitalgia.
Tratamiento del lumbago

El tratamiento de la lumbalgia y la lumbociatalgia puede ser conservador o quirúrgico.Para la elección de uno u otro es decisiva la patología desencadenante del lumbago o la ciática y la intensidad y duración del dolor.

 

La lumbalgia suele tratarse inicialmente con analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares con el apoyo de una rehabilitación física activa. Debe evitarse el reposo en cama y las maniobras pasivas, los malos hábitos posturales, el descenso del peso corporal y  el tabaco Asimismo, mantener un tono muscular eficaz dorso-lumbar y abdominal es importante para evitar o disminuir recaídas.

 

Dependiendo de la intensidad y duración del proceso, la recurrencia y el fracaso del tratamiento conservador,valoramos realizar un tratamiento quirúrgico.

Algunos datos
Operaciones
165

Cirugías

realizadas en el último año

Pacientes
800

Recuperados

al 100% sin secuelas

Afectados
2500

Personas

sufren al año de columna

Contáctanos
Estamos deseando ayudarteTodo sobre la lumbalgiaPregúntanos sin ningún compromiso

Consúltanos cualquier duda sobre la cirugía de columna vertebral

Direccion ICAC Cirugia de columna vertebral

Acepto Política de Privacidad