Hernia discal lumbar

A la vanguardia de la tecnología
¿Qué es una hernia discal lumbar?

Alrededor de un 95% de las hernias discales se producen en la zona lumbar en las vértebras L4-L5, L5-S1. La hernia discal lumbar se produce por rotura del disco intervertebral, formado por un anillo fibroso externo y un núcleo pulposo interno. Se habla de esta patología lumbar cuando el nivel o los niveles afectados van desde la vértebra L1 hasta la L5.

columna-vertebral
Todos los detalles sobre la hernia discal lumbar
Anatomía del disco intervertebral

La estructura cartilaginosa situada entre dos vértebras, que además actúa como nexo de unión entre éstas, es el disco vertebral. Consiste en un amortiguador y distribuidor de las cargas a las que está expuesta nuestra columna.

 

El anillo fibroso externo y el colágeno por el que está formado éste son parte del disco vertebral y tienen un aspecto similar a la forma concéntrica de las capas de una cebolla. Asimismo, en la parte central se encuentra el núcleo pulposo de tipo gelatinoso.

 

En el caso de la hernia lumbar, la extrusión del disco se produce en alguno de los espacios intervertebrales comprendidos entre las 5 vértebras lumbares, siendo más frecuentemente afectados el espacio L4-L5 y L5-S1.

Causas de la hernia discal lumbar

El envejecimiento de la columna vertebral es la principal causa de la hernia discal lumbar. Tres hombres por cada mujer, en su mayoría durante la cuarta y quinta década de vida, sufren esta este tipo de hernia de disco.

 

Por otro lado, esta patología se correlaciona con una sobrecarga excesiva sobre el disco intervertebral. La zona donde se produce con más frecuencia es L4-L5 y L5-S1 ya que son los discos más alejados del centro de la columna que soportan mayor carga axial. Sin embargo, las causas de por qué los discos de unos pacientes se degeneran antes que los de otros, sometidos a la misma actividad, son desconocidas.

 

Determinadas profesiones pueden ser el origen de la hernia discal lumbar cuando consisten en la manipulación manual de cargas pesadas, movimientos repetitivos o vibraciones de la columna vertebral.

 

Por último, el sobrepeso, la obesidad y el aumento de peso durante el embarazo pueden agravar roturas del anillo fibroso y ser motivo de herniaciones.

Síntomas de la hernia discal lumbar

La clínica fundamental que provoca la herniación y compresión de un nervio de la columna lumbar es la ciatalgia o ciática. Consiste en un dolor irradiado por la extremidad inferior que suele iniciarse en la zona glútea o lumbar y bajar hasta el muslo/pierna o el pie dependiente del nivel afectado.

 

La compresión del nervio puede provocar dolor que es de mayor intensidad cuanta más presión se provoque en la raíz.Generalmente se mantiene en el tiempo y puede acompañarse de hormigueo en la extremidad afectada (parestesias), pérdida de sensibilidad y fuerza.

 

Los síntomas de la hernia discal lumbar según las raíces afectadas:

 

La compresión en L4 afecta el músculo tibial anterior, siendo dificultosa la marcha de talones, la sensibilidad en la parte anteromedial de la pierna y el reflejo afectado suele ser el rotuliano.

 

Cuando la compresión se produce en la raíz nerviosa L5 suele haber afectación del músculo extensor propio del dedo gordo del pie, extensor común de los dedos, extensor corto de los dedos y el glúteo medio. Existe dificultad para extender el dedo gordo (contrarresistencia). La afectación sensitiva se da en la parte lateral del pie y la pierna, y no suele afectarse ningún reflejo osteotendinoso.

 

Cuando la afectación es en S1 la dolencia llega al músculo tríceps sural (gemelos y sóleo), peroneos laterales y glúteo mayor. No suele tolerarse andar de puntillas. La afectación sensitiva es enla planta del pie y el reflejo afectado es el Aquileo.

 

Menos frecuentemente se producen hernias en niveles superiores lumbares. En estos casos, cuando hay afectación de las raíces nerviosas L1, L2 o L3, el dolor se focaliza en la cara antero lateral del muslo y se afectan músculos flexores y aductores de cadera.

Pruebas diagnósticas de la hernia discal lumbar

Para el diagnóstico de la hernia discal lumbar es preciso realizar una minuciosa historia clínica, con una detallada exploración del paciente y evaluar las pruebas complementarias:

 

  • La resonancia magnética indica si existe herniación o protusión discal. Asimismo, define si hay compresión medular y si ésta compromete el nervio en la zona centrolateral, foraminal o extraforaminal.
  • En la radiografía lumbar se puede comprobar el estado degenerativo de los discos intervertebrales que pueden condicionar la alternativa quirúrgica a realizar.
  • El electromiograma es usado para definir el nivel e intensidad de afectación de la raíz nerviosa o de la médula de la región comprimida.

electromiografia lumbar procedimiento

Tratamiento y operación de la hernia discal lumbar. Técnicas quirúrgicas.

Cuando el tratamiento médico con analgésicos, antiinflamatorios, antineuríticosy relajantes musculares no produce alivio suficiente del dolor y éste se mantiene en el tiempo o es muy intenso, se suele requerir realizar una descompresión quirúrgica del nervio o del canal medular.

 

Las técnicas quirúrgicas más frecuentemente utilizadas en la actualidad para la hernia discal lumbar son:

 

  • Endoscopia avanzada de columna
  • Microdiscectomía
  • Laminectomía y discectomía por cirugía abierta

 

Sin duda, el tratamiento endoscópico para la hernia discal lumbar es el menos agresivo y con menos complicaciones intra y postoperatorias. Cursa con una rápida recuperación y el paciente suele irse con el alta hospitalaria en el mismo día.

 

cirugia endoscopica hernia discalSe requiere una amplia formación y experiencia en la técnica de endoscopia avanzada de columna para conseguir un excelente resultado, así como en los diferentes abordajes para extraer la hernia discal.

 

En la microdiscectomía se realiza un abordaje más amplio que en el tratamiento endoscópico, aproximadamente de unos 3 centímetros.  Se produce mayor agresividad sobre los músculos y ligamentos y, por consiguiente, el postoperatorio es más doloroso.

 

La cirugía abierta es la opción menos recomendada siempre y cuando no sea necesario. Conlleva una mayor apertura y es la técnica más agresiva de las tres posibilidades para recuperar la hernia discal lumbar.

Contáctanos
Estamos deseando ayudarteTodo sobre la hernia discal lumbarPregúntanos sin ningún compromiso

Consúltanos cualquier duda sobre la cirugía de columna vertebral

Direccion ICAC Cirugia de columna vertebral

Acepto Política de Privacidad