Todo sobre las lesiones de columna vertebral
anatomia de la columna vertebral

La columna vertebral es una de las partes más importantes del cuerpo humano. Sus funciones principales son la de proteger la médula espinal, actuar como soporte y facilitar el equilibrio. Conocer su anatomía y biomecánica es fundamental a la hora de dar solución a las patologías más frecuentes que se producen en la espalda.

Como se aprecia en la imagen, la columna vertebral se divide en cuatro partes fundamentales que son cervical, torácica, lumbar y sacra.

La zona cervical se compone de siete vértebras que van desde la C1 (más arriba) hasta la C7 (más abajo). Éstas se encargan de sujetar el cráneo, proteger la médula espinal y facilitar el movimiento de la cabeza.

Las doce vértebras que siguen a las cervicales forman la columna torácica (T1-T12). Se trata de la parte con mayor resistencia y estabilidad de la columna vertebral y cumple un papel fundamental en la protección de varios órganos vitales.

El tercer gran bloque de vértebras es el lumbar compuesto por cinco de éstas (L1-L5). Esta parte de la columna soporta la mayor carga del peso corporal.

El sacro esta formado por cinco vértebras que van desde la S1 a la S5 y están situadas justo detrás de la pelvis. Inmediatamente después se encuentra el cóccxis compuesto también por cinco huesos ( Cx-1-Cx-5). Desde la columna sacra llega el peso corporal a la pelvis.