Causas y síntomas de la artrosis facetaria

La artrosis facetaria es una patología que afecta a las articulaciones facetarias de la columna vertebral, que puede afectar a la calidad de vida del paciente. Ante la aparición de dolor facetario es importante acudir a un traumatólogo especialista de columna vertebral, que pueda aplicar el tratamiento más adecuado, sobretodo si la patología está muy avanzada y es necesario aplicar una microcirugía de columna vertebral.

¿Qué son las facetas articulares de la columna?

Las facetas articulares, son las conexiones entre las diferentes vértebras de la columna, que permiten la movilidad de la misma. Están formadas por una cápsula, rodeada y reforzada por ligamentos que aportan resistencia. La principal función de las facetas articulares de la columna es evitar y limitar la rotación y desplazamiento anterior de las vértebras.

Qué es la artrosis facetaria

¿Qué es la artrosis facetaria?

La artrosis facetaria es una patología que afecta a las facetas articulares de la columna vertebral, producida por el desgaste o degeneración del cartílago de las articulaciones facetarias, por lo que es una patología común en pacientes de edad avanzada.

El desgaste de las articulaciones facetarias es muy similar al de los discos intervertebrales, sin embargo, el disco suele sufrir una degeneración más temprana, que acelera la degeneración de la faceta articular.

Causas de la artrosis facetaria

Como se ha explicado, la causa principal de la artrosis facetaria es el desgaste del cartílago, en muchos casos, este desgaste se debe a una disminución del disco intervertebral, lo que produce un aumento de presión sobre las facetas articulares.

La degeneración del cartílago de las articulaciones facetarias puede producir laxitud y subluxación articular, es decir, desestabilidad en las articulaciones. Así como, hipertrofia facetaria, que se refiere a una inflamación excesiva de las articulaciones facetarias que provoca dolor en el paciente.

Síntomas de la artrosis facetaria

La artrosis facetaria en un primer momento no suele provocar síntomas en el paciente. Sin embargo, a medida que el desgaste del cartílago y las articulaciones facetarias es mayor, el paciente puede manifestar dolor acompañado de rigidez e inmovilidad.

Uno de los síntomas más comunes de la artrosis facetaria es el dolor lumbar crónico, que puede afectar a la calidad de vida del paciente, pudiendo afectar a actividades cotidianas del paciente, tales como caminar o permanecer sentado durante períodos largos de tiempo.

En los casos más graves, la artrosis facetaria puede derivar en patologías más graves, por ejemplo, estenosis de canal, es decir, un estrechamiento del canal raquídeo que puede producir compresión medular. En estos casos, la sintomatología del paciente será distinta y más grave, ya que el paciente experimentará dolores fuertes y, en muchos casos, inmovilidad.

Tratamientos artrosis facetaria

Diagnóstico de la artrosis facetaria

Una vez que el paciente acude al especialista manifestando síntomas de artrosis facetaria, se llevará a cabo una exploración física del paciente, así como, un estudio de la historia clínica, así como, de los posibles antecedentes familiares.

En la mayoría de los casos, será necesario realizar pruebas diagnósticas de imagen, tales como radiografías o resonancias magnéticas, que permitan obtener imágenes de la zona afectada. En algunos casos, el paciente será sometido a un bloqueo facetario, con el objetivo de conocer la localización exacta del dolor del paciente.

En estos casos, el diagnóstico se realizará de forma periódica. Es decir, una vez que el paciente sea diagnosticado de artrosis facetaria, se tendrán que realizar exámenes de control cada cierto tiempo para poder detectar posibles cambios degenerativos en las articulaciones facetarias o discos intervertebrales.

Tratamientos para la artrosis facetaria

Una vez que el paciente es diagnosticado de artrosis facetaria, en función de la sintomatología y la afectación que la patología tenga en su día a día, se pautará un tratamiento. Lo más habitual suele ser un primer tratamiento, basado en analgésicos o antiinflamatorios, que ayuden a aliviar los síntomas del paciente. Además, suele ser recomendable un tratamiento de rehabilitación supervisado por un especialista, que ayude al paciente a recuperar movilidad y flexibilidad en la columna vertebral, así como, mejorar la estabilidad.

En los casos más graves de dolor facetario lumbar o artrosis facetaria el paciente someterá a la técnica mínimamente invasiva de dolor lumbar crónico especializada en artrosis facetaria lumbar. Esta técnica de radiofrecuencia se denomina rizólisis, mediante la cual se inyectarán corticoides a través de una infiltración o bloqueo facetario. En estos casos, la sintomatología del paciente será distinta y más grave, ya que el paciente experimentará dolores fuertes y, en muchos casos, inmovilidad.

Nuestros médicos especialistas en infiltración y radiofrecuencia de columna vertebral en Madrid serán los encargados de paliar su síndrome facetario lumbar mediante radiofrecuencia o infiltración de las facetas lumbares.

Este tratamiento ofrece buenos resultados acompañado de un tratamiento de rehabilitación.

Radiofrecuencia para el tratamiento de artrosis facetaria

En pacientes de artrosis facetaria, el tratamiento con radiofrecuencia tiene resultados muy favorables que ayudan a mejorar la calidad de vida del paciente, especialmente, en los casos de dolor lumbar facetario crónico.

La radiofrecuencia, contribuye a tratar las posibles lesiones nerviosas de la zona. El tratamiento se realiza de forma percutánea y es una técnica indolora. El especialista introduce una aguja y se guiará mediante radioscopia, se aplicarán electrodos en la zona para interrumpir las posibles señales nerviosas que estén llegando al cerebro.

Prevencion de artrosis facetaria

Pautas para prevenir la artrosis facetaria

En los casos en los que el paciente cuente con antecedentes familiares, el riesgo de sufrir artrosis facetaria aumentará. Sin embargo, existen ciertas pautas que podrían prevenir o retrasar la aparición de artrosis facetaria.

Se recomienda seguir unos hábitos de vida saludables, basados en una alimentación equilibrada y ejercicio moderado de bajo impacto. De esta forma, se estará llevando a cabo un control del peso corporal que ayudará a prevenir la artrosis facetaria.

Como se ha explicado, es importante un tratamiento adecuado para la artrosis facetaria, que minimice las consecuencias de la patología en la calidad de vida del paciente, para ello, es recomendable contar con el diagnóstico y opinión de un traumatólogo especialista. Nuestros médicos especialistas en cirugía de columna vertebral en Madrid le ayudarán y aconsejarán de la manera más eficaz posible.

Deja un comentario